Opiniones de un blogger

Resalta tu Establecimiento con Luces LED

Todos seriamos felices si nos dedicáramos a instalar luces de calidad y eficacia en nuestras casa pero no todos conocemos las luces LED ¿Qué es exactamente una luz LED?

L.E.D proviene de la frase en inglés (Light Emitting Diode), y se trata de un prototipo de bombilla pero más, siendo más exactos es un diodo semiconductor de alta resistencia y rendimiento, emitente de luz con un flujo de corriente bajo, es decir, produce más; por menos.

Una lámpara LED tiene hasta más de 20 veces la capacidad que una lámpara normal o llamada “incandescente”, más que una de halógeno, más que una de bajo consumo, es decir, lleva el puesto 1º en el mundo de la iluminación. Y así como aumenta su capacidad, también aumenta su tiempo de vida.

En lo que comprar una lámpara LED y esta da fin a su ciclo de vida, ya hubiera agotado su bolsillo pagando otro tipo de lámparas.

Ahora bien ¿A qué viene tanto afán por las luces?, la iluminación es parte esencial para la atracción de alguien o de algo, donde hay luz, es a donde vamos, por lo tanto, locales han buscado todo el tiempo la iluminación adecuada y extraordinaria para la decoración y para la atracción de clientes.

La luz LED DA VISIBILIDAD A TU TIENDA haciéndola mucho más llamativa, llena de colores, llena de extravagancia y ¿Por qué no? Un toque divertido. Contemporáneamente se han adaptado estas luces para hacerlas moldeables, hasta el punto de lograr cualquier figura o palabra llena de iluminación neón.

 

 Un Poco de la Trayectoria de la Bombilla

Thomas Alva Edison fue el inventor y patentador de la bombilla incandescente en 1879, esa bombilla que a día de hoy, por más de un siglo nos has brindado eso esencial para la actividad constante. Invento que poco a poco deja de existir, ya que por parte de la mayor fábrica, ha parado su producción en el 2012.

Los motivos de esta detención son los defectos que han venido trayendo con el tiempo, la ineficacia de los bombillos son la primera de las razones, esto porque se ha descubierto que la bombilla no aprovecha ni una cuarta parte de la energía que recibe, el resto se concentra en termodinámica, en calor.

Otra de las razones más importantes y a nivel económico causa un gran impacto, es la vida útil del producto, la duración promedio de una bombilla incandescente es de unas 1.000 horas, tiempo insuficiente al lado de una LED, la cuenta da para 6 meses de duración tomando en cuenta un uso de 5/4 horas diarias.

Comments are closed.