Opiniones de un blogger

Tipos de tratamiento de aguas residuales – Ayudando a la naturaleza a hacer su trabajo

tipos de tratamiento de aguas residuales

 

Entre las necesidades básicas del hombre se encuentra una que no puede ser soslayada, ignorada ni apartada de la mente, ni siquiera por una mínima porción de tiempo. Se trata de esa famosa molécula, formada por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno, que todos hemos estudiado en la clase de química elemental. Por eso, con objeto de aumentar el grado de recuperación, cada día se desarrollan nuevos tipos de tratamiento de aguas residuales.

El objetivo perseguido es, en ocasiones, poner las aguas servidas en condiciones tales que puedan ser reaprovechadas para el consumo humano. A veces, simplemente, se apunta a minimizar la concentración de contaminantes, de modo que sea posible encauzarlas con seguridad a los reservorios naturales donde ocurrirá el resto del proceso.

El ciclo hidrológico también hace su parte, solo que resulta insuficiente. En cualquier caso, los sistemas modernos se concentran en las instalaciones de las plantas de tratamiento. Allí la alimentación líquida se somete a diferentes procesos para reducirle los niveles de contaminación. Estos son:

  • Físicos: que consisten principalmente en la remoción de sólidos presentes con el uso de filtros y tamices de distintos calibre.
  • Biológicos: aprovechan la presencia de bacterias aeróbicas y/o anaeróbicas para purificar los efluentes filtrados.
  • Químicos: adicionan productos cuya función es transformar o eliminar compuestos ferrosos, oxigenados, nitrosos, clorados, etc.

¿Por qué es importante el tratamiento de aguas residuales?

En principio, porque protege la salud de la población y al medio ambiente. Los cuerpos receptores naturales (mares, ríos y lagos) que reciben el vertido del fluido residual doméstico e industrial se infectan, causando enfermedades a la gente y además a la flora y la fauna que entran en contacto con él.

Por otro lado, los fluidos tratados se aprovechan de diversas maneras que no requieren el empleo de agua potable. Por ejemplo, para riego de áreas verdes como jardines, parques, centros recreacionales, campos deportivos, fuentes ornamentales, etc. Asimismo, se les puede dar un uso fabril o comercial en el lavado de patios y naves industriales, autolavados, sanitarios públicos, calderas e intercambiadores de calor y más.tipos de tratamiento de aguas residuales

Comments are closed.