Opiniones de un blogger

Aparejador Madrid: ¿de qué manera influyen dentro del sector de la construcción?

aparejador madrid-barandillas de cristal y acero

Uno de los sectores más complejos es el de la construcción porque requiere de grandes profesionales que se encarguen de ejecutar una serie de roles importantes. Entre los cargos que destacan está el aparejador Madrid, que han ganado ciertas atribuciones con el paso del tiempo y las modificaciones de las leyes.

Anteriormente, estos expertos tenían como función principal vigilar que la obra se ajustara a los requerimientos del proyecto, es decir, hacer que todo saliera acorde con lo estipulado por el cliente. Hoy en día, los cambios en las normas le permiten tomar decisiones sobre el desarrollo de la construcción, como la selección de los materiales apropiados para la realización de un elemento en específico.

De esta manera, si la persona quiere colocar unas barandillas de cristal y acero para crear límites en los balcones y terrazas con un estilo vanguardista, deberá dar el asesoramiento indicado para puntualizar los beneficios de este producto, la forma correcta de instalación, el modelo apropiado para el lugar, etc.

En este sentido, el aparejador está obligado a conocer todo lo relacionado con la geometría práctica y la naturaleza de los recursos que se emplearán, con el fin de ofrecer un trabajo satisfactorio a la clientela. Por las facultades que posee en este campo laboral también se le asocian a los arquitectos técnicos.

En la práctica

De acuerdo con la Ley de Ordenación de Edificios (LOE), del 23 de enero de 1999, la participación de estos especialistas es imprescindible por sus amplios conocimientos en control de calidad, seguridad e higiene, materiales y construcción en general. En consecuencia, conserva un papel trascendental en el área de la edificación.

La figura de estos personajes está estrechamente ligada con los ingenieros civiles que ejerzan este rol en otros sitios del mundo, en especial de la Unión Europea, Canadá y Estados Unidos. En otras palabras, la gestión que realizan va más allá del diseño y abarca el proceso inmobiliario (orientación en la contratación, obtención de autorizaciones, estudios del presupuesto y cumplimiento del contrato).

Asimismo, se le atribuye tareas de peritaje y valoraciones, sobre todo, en el mercado hipotecario; redacción de informes acerca de las condiciones de los edificios; levantamiento de planos; jefatura de obras; entre otras. En definitiva, la LOE impulsa a una participación activa en la evolución de los proyectos.

Algunos piensan que pueden hacer estas acciones por su propia cuenta, pero las ventajas de contratar a un aparejador se resumen en varios  puntos relevantes: información precisa de los materiales, control económico preciso, profesionalidad y especialización, seguridad y tranquilidad, capacidad resolutiva y poder de organización y planificación. Por lo tanto, vale la pena contar con la ayuda de un experto de este tipo a la hora de llevar a cabo una reforma.

Comments are closed.