Opiniones de un blogger

El rol de la memoria en los procesos de interpretación

En los procesos de interpretación consecutiva e interpretación simultánea, la memoria siendo un acto cognitivo, juega un rol o papel fundamental por las exigencias que conlleva la realización de estas interpretaciones.

La memoria es uno de los procesos cognitivos más importantes durante el proceso de interpretación, ya que debido a la complejidad de la misma, cualquier persona que trabaja con idiomas, tiene necesariamente que recordar las equivalencias de las palabras en las lenguas de trabajo, así como también las reglas de gramática, modismos, etc.

Los especialistas en interpretación deben entrenar su memoria, ya que los fragmentos a recordar durante un proceso de interpretación consecutiva o interpretación simultánea, suelen ser bastante extensos.

¿Qué es la memoria?

La memoria es un proceso cognitivo, que ayuda a guardar, acumular y reproducir la información. La memoria se puede definir como la capacidad del cerebro de retener información y recuperarla voluntariamente. Es decir, la memoria es lo que nos permite recordar hechos, ideas, sensaciones, relaciones entre conceptos y todo tipo de estímulos que ocurrieron en el pasado.

Para las personas que realizan servicios de interpretación, tener buena memoria es imprescindible ya que en comparación con los traductores, los intérpretes no tienen tiempo de revisar notas o diccionarios para apoyarse en su trabajo.

Tipos de memoria

  • Memoria a corto plazo
  • Memoria operativa
  • Memoria a largo plazo

Cada una de ellas cumple una función específica, la memoria a corto plazo, guarda la información durante un periodo de tiempo muy corto, donde la mente procesa la información, la interpreta y decide si la almacena en la memoria en largo plazo, la memoria operativa se distingue de la memoria a corto plazo por su incorporación directa a la regulación de la actividad para la retención de la información intermediaria. Este tipo de memoria presupone la percepción de objetos en el momento de la accion, la retención breve de la imagen, y toda la situación y sus alteraciones.

La memoria operativa también tiene como función, conectar la información nueva recibida oralmente con la que ya el intérprete posee producto de sus conocimientos, y experiencia, la información que ya estaba almacenada en la memoria a largo plazo.

La memoria a largo plazo es muy importante en el proceso de cualquier proceso de interpretación. En la interpretación consecutiva, el intérprete tiene que recordar la sucesión de la información y la información más importante del discurso aunque utiliza la toma de notas. En la interpretación simultánea la memoria a largo plazo ayuda al intérprete a utilizar la información que haya obtenido antes y a utilizarla en el proceso de interpretación

 

Para la actividad de interpretación todos los tipos de memoria son necesarios, pero dependiendo de cada tipo de interpretación se establecerá la prioridad de cada una de ellas. En la interpretación consecutiva hay que revisar las características de la misma para conocer qué tipo de memoria se utiliza y las diferentes etapas que se suceden cuando se realiza este tipo de interpretación.

 

El esquema de realización de la interpretación consecutiva es el siguiente:

El intérprete percibe de manera auditiva un fragmento del mensaje original, al mismo tiempo toma las notas que considere necesario, luego en base a estas notas transmite el mensaje en el lenguaje de llegada. Las motivaciones internas del intérprete, sus objetivos o tareas se realizan de la siguiente manera, análisis, comprensión y memorización de la información. Las motivaciones externas vienen dadas por la creación del texto en la lengua de llegada de la manera más fiel posible y más cercana del texto original.

En la interpretación consecutiva, se puede observar, que debido a sus características, el periodo de tiempo es más largo entre la percepción del texto en la lengua de partida y su traslado a la lengua de llegada, por eso existe la necesidad de guardar en la memoria operativa, unos fragmentos largos del discurso.

La memoria en la interpretación simultanea

La interpretación simultánea es uno de los tipos más exigentes en cuanto al uso de la memoria a corto plazo, por cuanto este tipo de interpretación es una compleja actividad de procesamiento, que consiste en la escucha de una unidad de sentido en  una lengua de partida a través de un material electrónico, a la vez que otra unidad de sentido, previamente escuchada, está siendo transformada en una lengua termino.

En el momento de una interpretación simultánea, el  cerebro del intérprete, procesa más de sesenta procesos mentales a la vez, lo más importante es la memoria operativa, la memoria a corto plazo y la capacidad  o rapidez de reacción. En este momento están funcionando las partes del cerebro que son responsables de los niveles de atención, del almacenamiento de información, del habla y de la recepción de las señales fónicas.

En la interpretación simultanea el intervalo de tiempo donde el intérprete comprende una unidad de sentido y la re expresa, es demasiado corto, por eso el esfuerzo consciente de la          memorización ni siquiera es necesario. Lo que si exige este tipo de interpretación es una aceleración de las operaciones mentales correspondiente a cada una de sus fases: escucha y análisis, memorización y formulación.

La memoria en la interpretación consecutiva

 

Para la actividad de interpretación todos los tipos de memoria son necesarios, pero dependiendo de cada tipo de interpretación se establecerá la prioridad de cada una de ellas. En la interpretación consecutiva hay que revisar las características de la misma para conocer qué tipo de memoria se utiliza y las diferentes etapas que se suceden cuando se realiza este tipo de interpretación.

 

El esquema de realización de la interpretación consecutiva es el siguiente:

El intérprete percibe de manera auditiva un fragmento del mensaje original, al mismo tiempo toma las notas que considere necesario, luego en base a estas notas transmite el mensaje en el lenguaje de llegada. Las motivaciones internas del intérprete, sus objetivos o tareas se realizan de la siguiente manera, análisis, comprensión y memorización de la información. Las motivaciones externas vienen dadas por la creación del texto en la lengua de llegada de la manera más fiel posible y más cercana del texto original.

En la interpretación consecutiva, se puede observar, que debido a sus características, el periodo de tiempo es más largo entre la percepción del texto en la lengua de partida y su traslado a la lengua de llegada, por eso existe la necesidad de guardar en la memoria operativa, unos fragmentos largos del discurso.

En la interpretación consecutiva, el intérprete tiene que pasar por dos fases: la fase de escucha y toma de notas y la fase de lectura de notas y reformulación del discurso.

 

  • Fase de escucha: En esta primera fase, el intérprete escucha al orador. La escucha y análisis del discurso ya es un esfuerzo al que, además, hay que añadirle el esfuerzo que consume la memoria de trabajo al comprender el discurso, analizar las partes que lo constituyen y separar la información principal de la secundaria. En este caso habría dos esfuerzos, escuchar y comprender, serían tres si se incluyese la producción de notas (Gile, 1985).
  • Fase de reformulación: Es en este estadio cuando la información debe ser recuperada de la memoria a largo plazo. Además, el intérprete debe reformular el discurso escuchado en el idioma meta, que en el caso de este proyecto no difiere del de origen. Por lo tanto, en esta fase también habría dos esfuerzos, recuperación y reformulación, serían tres en el caso de que se tuviese en cuenta la lectura de las notas (Gile, 1985).

 

Comments are closed.