Opiniones de un blogger

Eliminar tatuajes por láser, todo lo que tienes que saber

Ha sido precisamente el avance de la tecnología, uno de los aspectos que ha propiciado que, por fin, los tatuajes dejen de tener ese carácter permanente del que gozaban hace apenas algunos años. Efectivamente, los tatuajes ahora ya se pueden borrar gracias a clínicas como BMC Biomedical.

No obstante, las dudas que surgen en torno al proceso, siguen posicionadas como uno de los grandes hándicaps a los que todos los interesados en este tipo de técnicas tienen que enfrentarse antes de tomar la decisión. En este sentido, es importante conocer que las técnicas van avanzando cada vez a un ritmo más rápido. Logrando conseguir unos resultados que permiten experimentar una sensación apenas indolora, además de lograr unos resultados de gran calidad.

Con el objetivo de poder resolver algunas de las dudas más comunes que suelen surgir a la hora de enfrentarse a este tipo de procesos, hemos reunido una serie de cuestiones que te ayudarán a decidirte, o no, acerca de la eficiencia de eliminar un tatuaje por láser.

El funcionamiento básico, cómo se consigue

Una de las principales dudas en torno al funcionamiento de este tipo de técnicas es la explicación a cómo se consigue que un tatuaje que hace algunos años era imposible de borrar, actualmente sea posible de eliminar en su totalidad de nuestro cuerpo.

 En este sentido, es importante conocer que la técnica utilizada permite que el láser se pase sobre el contorno y el relleno del dibujo, actuando de manera exclusiva sobre las partículas de tinta. Éstas partículas, en su interacción con el láser, se convierten en otras de tamaño inferior, que posteriormente sean eliminadas por el propio sistema linfático de nuestro cuerpo.

Por ello, en resumen, al final el láser lo que propone es una alternativa que permite convertir las pequeñas partículas de tinta, en otras de un tamaño muy inferior, fragmentándolas lo máximo posible. Este proceso, es el que ayuda a que nuestro cuerpo, de manera autónoma, se encargue de eliminar por completo el rastro de la tinta sobre nuestra piel.

El resultado definitivo

Otra de las grandes dudas que surgen en torno a la eliminación de tatuajes por láser, es el tiempo que tiene que pasar hasta observar el resultado definitivo. La realidad, es que establecer plazos acerca del momento en el que será visible el resultado definitivo no es sencillo, ya que debido a que en el proceso intervienen una gran cantidad de factores, es el propio cuerpo y su naturaleza la que dictará el ritmo de la eliminación del tatuaje.

No obstante, y pese a que la mayoría de los casos los resultados son apreciables desde el mismo momento en el que finaliza la primera sesión, la realidad es que estos no suelen llegar a ser realmente constatables hasta que no pasan aproximadamente unas tres semanas, que es el tiempo que el organismo tarda en eliminar las partículas de tinta.

Qué ocurre con el dolor

Efectivamente, cuando se habla de las diferentes técnicas de eliminación de tatuajes que existen actualmente en nuestro país, la cuestión relacionada con el dolor es uno de los grandes desafíos a los que tenemos que enfrentarnos.

No obstante, es importante tener en cuenta que el dolor se reduce en la mayoría de los casos a una categoría similar a la de la molestia. Cuando el láser impacta contra nuestra piel, es normal que ésta se resienta.

No obstante, la sensación no es más que un ligero pinchazo, muy alejada de la sensación que se experimenta a la hora de realizar el tatuaje, por ejemplo. También es verdad que son muchas las técnicas que se aprovechan de recursos que permiten reducir al máximo la sensibilidad de la piel, como la aplicación de hielo o cremas que anestesian de manera parcial determinadas zonas en cuestión.

Comments are closed.