Opiniones de un blogger

Vino azul

vinoa-azul-gik-eventos

 

Ser capaz de sorprender a los invitados en el estreno de una película, en la inauguración de una galería de arte o la reapertura de un bar es importante. Como organizador de un evento siempre es deseable incluir detalles que se graben a fuego en la memoria de las personas que participan, y que ese recuerdo sea grato. Lo mismo podemos aplicar a otros tipos de celebraciones más cercanas como las bodas, cenas de empresa o reuniones de grupos que quieras que sean memorables.

Hay muchas formas de crear esas sorpresas agradables y una de ellas es a través de las comidas y bebidas que se sirven, por ello vamos a hablar de la bebida Gik, más conocida como vino azul, aunque los enólogos más tradicionales se negarán a aceptar que esta bebida alcohólica fabricada a partir de vinos de uvas españolas se pueda considerar un vino. El factor sorpresa es su color que rompe con lo que se espera de un vino y que por lo tanto resulta interesante para celebraciones de gente de mentalidad abierta.

El vino azul Gik tiene una tonalidad índigo, un sabor dulce, que recuerda según algunos expertos al vino con gaseosa, y aunque en principio fue creado pensando en un público joven ha tenido una gran aceptación entre la franja de edad que va de los 35 a los 50 años. Es decir, es un vino para todo el mundo y tiene aceptación tanto por hombres como por mujeres de mentalidad abierta. Su aroma a vino sorprenderá a más de un comensal, aunque si esperas alguna reacción adversa puedes incluir este vino junto a otros más clásicos, tintos de La Rioja, un Albariño blanco, un rosado de Utiel-Requena, o un Ribera del Duero en función del menú que se sirva.

Quizás te preguntes porque no has visto nunca este vino azul y la cuestión es sencilla. No se vende en supermercados ni en tiendas normales a pie de calle. De momento sólo se vende online, directamente desde la empresa que lo elabora y comercializa, un grupo de jóvenes innovadores que supieron darle un giro innovador a una bebida alcohólica con tanta tradición como el vino. Su precio a 10 € la botella es muy acertado, ya que hace que no se convierta en un vino de mesa para todos los días, pero tampoco es especialmente caro.

Esta iniciativa de varios jóvenes vascos que no tenían ninguna bodega, ni tampoco una fuerte vinculación con el sector vitícola ha tenido muy buena aceptación y ya ha dado sus primeros pasos en el mercado internacional gracias a que han recibido pedidos desde diferentes países de Europa, América, Asía e incluso África. Quizás te estés preguntando como puede ser un vino de este color, si es que lleva algún tipo de aditivo artificial. Sí, se le añade un pigmento inodoro y también algunos edulcorantes que hacen que Gik sea una bebida dulce sin que se eleven demasiado las calorías que aporta.

Espero haber despertado la curiosidad en ti, si es así, ya sabes porque recomiendo el vino azul para eventos, celebraciones o espectáculos.

Si te interés saber más sobre este vino encontrarás más información en:
http://www.puntovino.es/gik-azul-opiniones-precio/

Comments are closed.